fbpx

La biomasa, la clave del hidrógeno verde y el gas natural sintético

Enagas

Que la biomasa está en pleno auge es algo que en este blog hemos comentado en más de una ocasión. Y no solo por las subvenciones que podemos encontrar en más de un país sino también por todas las ventajas que tiene. Por ello no es de extrañar que el Consejero Delegado de Enagás y el Consejero Delegado de Ence, hayan firmado un acuerdo para potenciar aún más la biomasa. En esta ocasión el objetivo no es otro que utilizar la para la obtención de gases renovables.

El objetivo no es otro que utilizar los excedentes que pueda haber de biomasa para generar dos gases muy concretos que son el hidrógeno verde y el gas natural sintético. El principal beneficio que podemos ver en la generación de estos gases es que pueden ser utilizados en casi cualquier tipo de industria por lo que su versatilidad está más que garantizada. Y todo ello con la ventaja de que, al mismo tiempo de poder ser utilizados, van a poder ser almacenados. Y es que la idea no es solamente poder tener fuentes de energía sostenible y renovable sino también eficiente con el paso del tiempo.

Un proceso limpio lleno de ventajas

A todo esto hay que añadir que los procesos de fabricación de estos gases son proceso totalmente neutros desde el punto de vista de las emisiones de gases o de partículas que puedan ser nocivas. Unos proceso que, dicho sea de paso, servirá para desarrollar nuevas tecnologías, las cuales, van a crear nuevos puestos de trabajo. Dos ventajas palpables que dejan más a las claras que uno de los combustibles del futuro es la biomasa.

Acuerdo por la biomasa

Como no podía ser de otro modo, tanto para Ence como para Enogás, este acuerdo supone un punto de inflexión dentro del sector de los combustibles. Una nueva alternativa se vislumbra y dos entes tan importantes como estos, como es normal incluso desde un punto de vista estratégico, se quiere posicionar al a cabeza con todo lo que ello implica.