fbpx

La red Transfronteriza entre España y Portugal permitiría explotar 1,5 millones de toneladas de matorral

La biomasa de España y Portugal

Luego del primer encuentro de la Red Transfronteriza Biomasa-AP, que tuvo lugar en Santiago de Compostela, y que forma parte del programa Interrag de la Unión Europea, se presentaron algunos avances. Dentro de los más importantes se expuso la posibilidad anual del aprovechamiento de masas de matorrales de la región Galicia-Norte de Portugal.

El objetivo sería alcanzar 1,5 millones de toneladas de biomasa en estado verde. Esto equivale energéticamente a más de 341.000 toneladas equivalentes de petróleo. La selección de las biomasas que son objetos de estudio, serían de restos de poda de vid, kiwi y matorrales.

La conclusión general, ha analizado a los principales productores del sector de la biomasa. Esta evaluación del potencial de las biomasas seleccionadas, dio como conclusión que existen aproximadamente un millón de hectáreas, en las cuales se encuentran matorrales sin arbolado. De estas Galicia cuenta con un 53%, mientras que Portugal tiene un 47%.

Capacidad energética de estas energías

El objetivo principal de esta red, sería explotar alrededor de 75.000 toneladas al año de biomasa verde de viñedo, y unas 9.000 toneladas de las podas de Kiwi. Esto equivaldría a una gran potencia energética que podría alcanzar los 18.300 tep.

Para el máximo aprovechamiento, se deben establecer los procedimientos de secado, que es el primer paso. Esto debido a que la humedad había producido que se comenzarán a compostar a los pocos días de haberse recogido, y así perdían su eficiencia energética.

Por qué invertir en biomasa

Luego del secado de la biomasa, se tuvo el proceso de trituración, y densificación. De esta forma se obtiene una energía mucho más limpia. También se tuvo un refuerzo en la red transfronteriza de biomasa, aunque al parecer el kiwi estaría dando algunos problemas, pero se seguirán testeando distintas composiciones hasta obtener los resultados deseados. De esta forma, la red seguirá operando y generando energía con fuentes de biocombustible.